Dele, dele, enderece, enderece..

Amigas que me ha vuelto a pasar!!

No os ha pasado nunca que cuando estáis aparcando, de repente, como salido de la nada, aparece un espontaneo (invariablemente masculino) que empieza a dar instrucciones muy serio: dele, dele, enderece, enderece.

Debe ser un gen que las mujeres no tenemos.

Siempre me entra la duda de cómo actuar,  ¿qué hago? saco la cabeza por la ventanilla y le explico que es probable que aparque trescientas veces mejor que él o le dejo vivir en la ignorancia…

Al final siempre me decanto por la opción B, así que cuando salgo del coche pongo cara de “me ha salvado usted la mañana” y cuando lo veo alejarse con la honda satisfacción del deber cumplido, pienso, total a mí que me importa…que felicidad tan barata.

M.

Anuncios

21 pensamientos en “Dele, dele, enderece, enderece..

  1. Recuerdos de infancia.
    Yo debía tener 9,10 añitos, iba paseando de la mano con mi papá por la calle Goya, hacia California 47, era pleno verano y hacía mucho calor.
    De repente mi padre ve como una señora intenta aparcar, tiene el coche medio dentro, medio fuera y parece tener dificultades. Mi padre caballeroso y atento se acerca…….. gire todo a la izquierda, despacito hacia atrás, frene, meta primera, gire todo a la derecha, vale, vale, marcha atrás todo a la izquierda……..los dos sudando…..después de unas cuantas maniobras, perfectamente aparcado, mi padre orgulloso dice: “Ya está”. La Señora le mira y le dice ” Muchas gracias, pero yo lo que quería es salir !!!!
    Mi recuerdo TIERRA TRÁGAME .

    Me gusta

  2. Jaja. ¡¡¡Qué bueno!!! tu post y el comentario de Roberto. Los tíos somos unos campeones. Yo, sin que salga de aquí, defiendo fervientemente que las chicas, en general, conducís peor que los chicos. O igual no es peor, pero tengo la sensación de que os importa un pepino la conducción y vais más pendientes de otras cosas que de conducir. De igual modo, los hombres, en general, somos mucho más macarras y, si a vosotras os invade el despiste, a nosotros con frecuencia nos puede la testosterona y conducimos como si fuésemos, talmente, Fernando Alonso jugándose el mundial en la última curva de Ímola. Y ahora, tú y tus amigas, podéis ponerme a parir por decir esto… Un abrazo y enhorabuena por el blog. Carlos

    Me gusta

    • Mil gracias por pasar Carlos García-Hirschfeld (no creas que el segundo apellido lo he puesto de un tirón), le diré a mis amigas que intenten no sacarte la piel a tiras pero no prometo nada.
      Te admito por los pelos que conduzcamos diferente, mi madre, por ejemplo, cuando quiere dar énfasis a la conversación cambia de marcha, no sabes como enriquece la conversación esos pequeños detalles, que no cuestan nada.

      Y ya de paso animo a mis amigas a que visiten tu blog con el que yo concretamente, me parto de risa.

      http://lacabraenelgaraje.es/?s=tontas

      Me gusta

  3. Carlos, eres un valiente o un suicida, mira que creer que los hombres conducen mejor que las mujeres!!, ¿como se te ocurren esas cosas?, tenias que ver a mi suegra cuando en un silencio efectista cambia de marcha como diciendo “Ahí queda eso”, ni Fernando Alonso ni Hamilton ni Raikonen, para verlo … !!! oye tu, que miedo !!!
    Mercedes no se lo digas a tu madre que he sido yo.

    Me gusta

  4. Oye Roberto, tu padre, que autoridad, que bárbaro, la señora ni un titubeo a pesar de ver cada vez mas cerca el bordillo, yo que soy muy díscola, al pricipio al espontaneo de “dele, dele, enderece, enderece”, siempre bajaba la ventanilla y le decía, ¿pero no tiene Vd una partidita de mus o un cafetito pendiente con un amigo? hombre.. luego me dio pena y ahora me hago la obediente, lo miro mucho, eso si, como si siguiera las indicaciones y hago lo que me da la gana, que suele ser la forma mas rápida de aparcar.Y si fuera con niño, creo que ni siquiera le diria que quería que quería salir no aparcar…ya puestos bajas y ves un par de escaparates..¿ no te parece Roberto?
    y a los aficionados a Imola,( mi marido entre otros) que aprendió a volar en formación, y traslada indefectiblemente esta habilidad adquirida a la carretera, situandose a escasos dos centimetros del de delante, cuando pasan cerca despues de una maniobra de esas de gran conductor les digo “ala majete que te den la pole”.
    Y encima se mete con mamá…

    Me gusta

  5. Cuando ellos se ponen detrás del coche (efectivamente solo lo hacen ellos) y empiezan con el dele, dele, enderece, enderece, suelo pensar: no si aún terminaré atropellándole y es que no se,si conducimos peor o mejor, pero desde luego, somos más prudentes.

    Me gusta

  6. Por cierto, a pesar de todas las infamias infringidas desde este blog a las mujeres, os recuerdo, que papá. (por cierto vestido rigurosamente de uniforme de gala) sentó en el capo de su coche al policia municipal, que le impedía el paso, y nuestra tan denostada madre solo iba atónita y de copiloto…para que no quede en el olvido, que tambien los pilotos de combate tienen sus cositas en la carrterera.. no he pedido pemiso a papá ya os lo adelanto.

    Me gusta

  7. El comentario de Carlos me ha dejado muy preocupada…y si resulta que a pesar de competir con las mujeres en mi época de moza y haber sido madre soy un tío porque me sale la vena macarra al volante y hacerme la Fernando Alonso…¡qué no se entere mi marido, que mañana hacemos 17 años casados, que no soportaría a estas alturas saberse con un machote en su cama! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s